Butterfly

miércoles, marzo 26, 2014

Un revoloteo me ha despertado en el taller, y una mariposa ha surgido del metal. Es curioso cómo piensas una idea, al poco tiempo te llega un cuento y ese cuento te hace ver los detalles de una mariposa en tu mente, y de repente aparece, ves que esa mariposa existe, Papilio dardanus, y no dudas en materializarla. Me encanta cuando pasa esto.

Ese cuento precioso del que os hablo, me ha hecho recordar algo, algo que nunca debimos olvidar, y con esa idea he querido hacer esta pieza. Todos nacemos con alas, sin embargo la vida, circunstancias o simplemente nuestra manera de ser a algunos nos hace meternos en nosotros mismos, escondernos y desear volver a esa crisálida en la que estábamos a salvo y parecía que nada nos podía ocurrir. Sin embargo hay que creer en uno mismo, tener confianza en que puedes hacerlo, sé que no es fácil, es más fácil encerrarse y tirar la llave. Sin embargo todos podemos volar, sólo hay que confiar en ello. Así que aquí estoy yo con mi nueva pieza, desplegando las alas para que lleguen a muchos y les ayuden a desplegar las suyas.

Es momento de volar...

Espero que os guste la mariposa que ha surgido, podéis ver cómo ha sido elaborada pasando por mis Procesos de elaboración.

Y por supuesto, no puedo terminar sin dar las gracias a Laura, por su cuento... 












Butterfly. Plata.





También te puede interesar / You Might Also Like

2 comentarios

  1. Un placer ir compartiendo este vuelo... Recordando que nuestras alas están ahí... Dando pequeños movimientos para ser desplegadas. Me alegro de que hayas redescubierto las tuyas hada de la plata!!! :)

    ResponderEliminar
  2. Gracias Lau, a veces se olvidan esas alas, pero me alegro de tenerlas de vuelta y que hayan vuelto con esta pieza, un abrazo!

    ResponderEliminar

Facebook

Flickr