Argentum

martes, abril 29, 2014

Plata, ese bonito metal... Dicen que la plata fue creada por el influjo de  la luna y el oro por el influjo del sol, por eso son dos metales resistentes y con grandes propiedades.
La plata se mezcla bien por fundición con muchos metales, lo más común es que lo haga con el cobre para endurecerse y así ser más resistente, es la llamada plata de ley, por cada 925 partes de plata tiene 75 cobre.

Desde la antigüedad se conoce el efecto germicida de la plata y se han comercializado diversos remedios para gran variedad de dolencias. Hay estudios de su utilidad terapéutica como antibiótico. No es raro encontrar compuestos químicos con la plata entre sus elementos en cremas para las quemaduras, o gasas cicatrizantes con nitrato de plata. También se usa para obtener la plata coloidal.

En la medicina china el principio del yin y yang sostiene que al colocar agujas de oro y plata, se puede conseguir el equilibrio energético de las personas. Ello conlleva a la salud y a la prosperidad.
Dicen que llevar una moneda de oro o plata o ambas se considera como buena suerte. 

Yo no soy una experta en las propiedades de la plata ni mucho menos, pero sí me encanta usarla en mis creaciones, ver cómo pasa de líquido a sólido y de lingote a joya, me deja maravillada. Sea como sea, creas en unas cosas o en otras, está claro que la plata tiene algo especial, tan sólo su color y brillo lo demuestran. Cada una de las piezas que realizo es importante para mí, por el pensamiento del que surge y las sensaciones que me provoca transformar la plata con mis manos y herramientas. Al emplear este metal quiero pensar que ayuda a potenciar esa sensación de bienestar y que cada joya queda impregnada de ello, pudiendo provocar lo mismo o algo parecido en la persona que la lleve.



Varillas de plata pura para plata coloidal.





También te puede interesar / You Might Also Like

2 comentarios

Facebook

Flickr